HERNIA DE DISCO

HERNIA DE DISCO

¿Qué es?

Los tejidos entre los huesos de la columna vertebral se denominan discos intervertebrales. Estos discos se componen de una parte central con una textura blanda similar al gel y un revestimiento exterior duro.

El disco intervertebral crea una articulación entre cada uno de los huesos de la columna vertebral que les permite moverse. Cuando el revestimiento exterior que rodea un disco se desgarra, el centro blando puede sobresalir por la abertura, creando una hernia de disco.

 

¿Porqué se produce la hernia discal?

Los diferentes daños que se producen en el disco son a causa de que la presión que soporta el disco es mayor que la fuerza de la envuelta (anillo fibroso) que lo protege, dado que este anillo fibroso es una tercera parte más gruesa en la zona frontal que en la trasera, la mayoría de los daños y hernias se producen hacia atrás.


Las hernias de disco se producen principalmente entre los treinta y los cuarenta años y los motivos principales que la producen son:

  1. Degeneración o envejecimiento de la articulación
  2. Micro traumatismos o traumatismos
  3. Por un movimiento repetitivo de flexión y extensión del tronco soportando peso, en caso de profesionales o deportistas
  4. Por una obesidad excesiva, sobre todo en casos de grandes volúmenes abdominales donde la presión de la zona lumbar es más importante
  5. Por una atrofia de la musculatura junto a las vértebras de la zona lumbar

 

Síntomas

Una hernia de disco cervical puede causar dolor en el cuello, provocando la irradiación del dolor al brazo, al hombro y entumecimiento u hormigueo del brazo o la mano. El dolor puede ser sordo, constante y difícil de localizar. También puede ser agudo, ardiente y bien localizado.

El dolor en los brazos así como en el cuello normalmente es la primera señal de la irritación las raíces nerviosas del cuello.