UNIDOS CONTRA EL CÁNCER

Aquí os presentamos a los COCOS y a las MISS ALEGRIAS que están hechos por una encantadora mujer que con su esfuerzo e ilusión y de forma totalmente altruista colabora haciendo éstas manualidades con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Ella se llama Mª Mercedes Fernández y podrán ver su blog en http://elolordecadiz.blogspot.com.es/

En Clínica de Fisioterapia PHYSIS disponemos de sus manualidades, llévate un COCO o una MISS ALEGRÍA por sólo 2.50€. El importe íntegro irá destinado a la Asociación  "AGAMAMA" de Cádiz, que lucha contra el cáncer de mama.

SAM_0178

MANUAL DE AUTOEXPLORACIÓN MAMARIA

La autoexploración mamaria es una técnica que consiste en la propia observación y palpación que la mujer hace de sus mamas. Sirve para poder detectar la aparición de alguna alteración en la forma o el tamaño normal de los pechos y en ese caso poder tratarla precozmente.

Es conveniente que la realicen todas las mujeres, y que empiecen a hacerlo desde la juventud, para que ésta práctica se vaya convirtiendo en un hábito.

La técnica es muy sencilla, puedes realizarla tú misma y te ayudará a conocer mejor tu cuerpo y saber cuidarlo. Así aprenderas a conocer cuáles son las características de forma. tamaño y consistencia normales de tus mamas y será más fácil apreciar si aparece agún cambio en ellas.

La autoexploración hay que realizarlo todos los meses en la semana después de la menstruación, porque durante la regla o en los días anteriores es normal que las mamas puedan estar más hinchadas o doloridas.

Aunque no tengas la regla, la exploración también hay que realizarla una vez al mes, intentando que sea siempre el mismo día.

Cuando vayas a realizar la autoexploración, es importante que estes tranquila y relajad. Puede ser que las primeras veces no te sientas cómoda o no sepas muy bien cómo hacerla correctamente. No te preocupes, es cuestión de práctica y conforme vayas repitiendo la técnica la irás haciendo mejor.

A continuación te explicamos con imágenes cómo puedes hacerlo:

 

TÉCNICA

 

OBSERVACIÓNtec

 

 

1.- Colócate delante del espejo con los brazos caidos. Observa si tus mama tienen la misma forma y tamaño de siempre, que la piel esté lisa, sin arrugas ni asperezas, y que el borde inferior es liso y regular.

 

 

2.- Ahora levanta los brazos hasta ponerlos verticales. Con los brazos en alto comprueba si en esta posición notas alguna diferencia entre un pecho y  otro o en una axila y la otra.

 

 

3.- Baja los brazos y une las manos a la altura del cuello. haz fuerza hacia fuera, porque así se tensan los músculos del tórax y puedes ver mejor si hay alguna anomalía.

 

 

4.- Con los brazos a ambos lados del cuerpo, mira cuidadosamente el pezón y apriétalo ligeramente para ver si sale alguna secreción (gotitas o líquido más abundante. Examina también si la areola (la zona de alrededor del pezón) tiene el mismo tamaño y forma, si las rugosidades normales han cambiado o si hay alguna mancha o coloración anormal.

 

 

PALPACIÓN

xxcg

 

 

Para hacer la palpación imagina que tu mama está dividida en cuatro partes o cuadrantes que se unen en el pezón. Con la mano plana, y los dedos estirados, presiona lentamente la mama contra la pared del pecho, explorando cada una de las cuartro partes tal y cómo te explicamos a continuación:

 

 

1.- MAMA IZQUIERDA

Tumbada boca arriba, coloca una toalla o almohada debajo del hombro y levanta el brazo izquierdo poniéndolo debajo de la cabeza.

Ahora, con los dedos de  la mano derecha juntos y estirados, ve palpando cada cuadrante sin dejar ninguna zona. Cuando termine, sin cambiar de postura, explora igual tu axila izquierda.

 

 

2.- MAMA DERECHA

Cambia la almohada al hombro derecho y pon éste brazo debajo de la cabeza. Con la mano izquierda realiza la palpación igual que has hecho antes con la otra mano. Palpa también cómo antes, la axila derecha.

 

 

Si tienes alguna duda sobre la realización de la técnica, no dudes en consultar con tu médico y/o enfermera.

 

Y RECUERDA:

 

Acude cuanto antes al médico si notas alguno de éstos signos:

 

1 .- Una de las mamas tiene un tamaño o dureza menor o mayor que la otra.

2.- Puntitos parecidos a la piel de naranja o cualquier otro tipo de mancha, arruga o pliegue

3.- Si no estas dando el pecho ni estas embarazada y observas que sale algún líquido por el pezón.

4.- El pezón se retrae o tiene llagas.

5.- Aparece algún bulto en el pecho o axila.

6.- Si alguna cicatriz o bulto ya existente cambia de aspecto, tamaño o consistencia.

 

Cuídate,

la prevención está en tus manos.

 

 

HERNIA DE DISCO

HERNIA DE DISCO

¿Qué es?

Los tejidos entre los huesos de la columna vertebral se denominan discos intervertebrales. Estos discos se componen de una parte central con una textura blanda similar al gel y un revestimiento exterior duro.

El disco intervertebral crea una articulación entre cada uno de los huesos de la columna vertebral que les permite moverse. Cuando el revestimiento exterior que rodea un disco se desgarra, el centro blando puede sobresalir por la abertura, creando una hernia de disco.

 

¿Porqué se produce la hernia discal?

Los diferentes daños que se producen en el disco son a causa de que la presión que soporta el disco es mayor que la fuerza de la envuelta (anillo fibroso) que lo protege, dado que este anillo fibroso es una tercera parte más gruesa en la zona frontal que en la trasera, la mayoría de los daños y hernias se producen hacia atrás.


Las hernias de disco se producen principalmente entre los treinta y los cuarenta años y los motivos principales que la producen son:

  1. Degeneración o envejecimiento de la articulación
  2. Micro traumatismos o traumatismos
  3. Por un movimiento repetitivo de flexión y extensión del tronco soportando peso, en caso de profesionales o deportistas
  4. Por una obesidad excesiva, sobre todo en casos de grandes volúmenes abdominales donde la presión de la zona lumbar es más importante
  5. Por una atrofia de la musculatura junto a las vértebras de la zona lumbar

 

Síntomas

Una hernia de disco cervical puede causar dolor en el cuello, provocando la irradiación del dolor al brazo, al hombro y entumecimiento u hormigueo del brazo o la mano. El dolor puede ser sordo, constante y difícil de localizar. También puede ser agudo, ardiente y bien localizado.

El dolor en los brazos así como en el cuello normalmente es la primera señal de la irritación las raíces nerviosas del cuello.

Síntomas como entumecimiento, hormigueo y debilidad en los músculos pueden indicar un problema más grave.

La queja principal de una hernia de disco lumbar normalmente es un dolor cortante y agudo. En algunos casos, puede haber un historial anterior de episodios de dolor localizado, que está presente en la espalda y continúa hacia abajo por la pierna con la que conecta el nervio afectado.

El dolor normalmente se describe como profundo y agudo y a menudo empeora a medida que baja por la pierna afectada. El brote de dolor con una hernia de disco puede ocurrir de repente o anunciarse con una sensación de desgarro o chasquido en la columna vertebral.

 

Ejercicios Recomendados

Existen múltiples ejercicios para realizar una buena educación postural  con protección de la espalda a fin de que el paciente con patología dolorosa vertebral reanude sus actividades y prevenga nuevos episodios dolorosos disminuyendo el riesgo de incapacidad.

Explicaremos algunos de ellos:

1.- Acostado boca arriba con una pierna flexionada, eleve la otra pierna recta hacia arriba y con los dedos de los pies tirando hacia usted. Hacemos 8 repeticiones y cambiamos de pierna, realizando las mismas repeticiones.

2.- Acostado boca arriba y con las piernas flexionadas, llevarlas hacia el pecho ayudadas con las manos y retornar a la posición inicial. Realizar 8 repeticiones.

3.- Acostado boca arriba y con las piernas flexionadas a 90º (importante que toda la espalda pegue en el suelo), comience a realizar movimientos circulares en ambos sentidos.

4.- Acostado boca arriba, con las piernas flexionadas, los brazos detrás de la cabeza, realizamos abdominales levantando un poco los hombros del suelo, evitar tirar del cuello (no es necesario llegar hasta las rodillas simplemente se elevan un poco los hombros del suelo). Realizamos 8 repeticiones.